Jueves, 05 de mayo de 2011

DOS GENERACIONES DE HISTORIADORES VILLARREALINOS

A PROPOSITO DEL TRIGESIMO ANIVERSARIO DE LA ESCUELA PROFESIONAL DE HISTORIA DE LA UNFV (1980-2010)

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? Lic. Augusto Lostaunau Moscol*

??Pero la historia no siempre coincide con las

frases tajantes y, por el contrario, exige no

omitir los matices?.

Alberto Flores Galindo (El Pensamiento Comunista.p.42).

Por Resoluci?n Rectoral Nro. 1937-79-UNFV fechada el 17 de mayo de 1979 se cre? la Escuela Profesional de Historia en el Programa Acad?mico de Ciencias Sociales y Administrativas de la Universidad Nacional Federico Villarreal. El Dr. Gustavo Vergara Arias presidi? la Comisi?n del Plan de Funcionamiento y en el examen de admisi?n ordinario de 1980 ingres? la primera promoci?n de estudiantes de historia en la UNFV. Desde ese a?o hasta la actualidad son cientos los j?venes que ingresaron a estudiar en la Escuela Profesional de Historia dentro de la Facultad de Ciencias Sociales. Se debe indicar que, el a?o 1985 por problemas en la universidad no se realiz? el examen de admisi?n por ello ese a?o no hubo ingresos mientras que, en 1988 se produjo dos ex?menes de admisi?n (conocidos como 88-I y 88-II). Adem?s, la Escuela Profesional de Historia alberg? despu?s la profesi?n de Arqueolog?a pero, en 1998 se cre? la Facultad de Humanidades donde funciona actualmente la EP de Historia (mientras Arqueolog?a se separ? junto a Antropolog?a).

En un principio, la Escuela Profesional de Historia no distaba mucho en su ense?anza y contenidos de la Facultad de Educaci?n, debido a la presencia mayoritaria de educadores entre sus docentes pero, el ingreso de un grupo de cient?ficos sociales como docentes (historiadores, antrop?logos y arque?logos) marc? un punto de distanciamiento con los m?todos secundarios de ense?anza y aprendizaje anteriores e iniciar una nueva etapa en su historia institucional. Adem?s, desde 1984 ingresaron j?venes con la convicci?n de terminar la profesi?n y ser historiadores lo que determin? la conformaci?n de C?rculos de Estudios para complementar lo desarrollado en las clases as? como, superar las limitaciones de los a?os in?ciales. En ese contexto, el movimiento estudiantil de estudiantes de historia se caracteriz? por su sentido cr?tico a las formas de ense?anza pero, a su vez, se comprometi? con la difusi?n de la investigaci?n cient?fica realizada por algunos docentes y estudiantes, es as? que nace la idea de fundar revistas, las cuales empezaron a circular desde 1990.

En las siguientes l?neas buscaremos desarrollar algunas ideas sobre las caracter?sticas de esta producci?n de los alumnos. Hacemos notar que solamente nos interesa la producci?n de los estudiantes advirtiendo que las revistas tambi?n contienen art?culos de docentes y egresados los cuales no consideramos en el presente art?culo. Al final y en forma de anexo cronol?gico colocaremos toda la producci?n de los estudiantes sin mencionar los dem?s art?culos no tratados en el texto.

LAS GENERACIONES

?Uno de los m?s fascinantes y menos estudiados

asuntos que la historia social ofrece entre nosotros

es el que ata?e a las ?lites?

Jorge Basadre (Ante el Problema de las ?lites.p.93).

En el siglo XV en la regi?n de T?nez naci? Ibn Jald?n? (Abd al-Rahm?n b. Jald?n ) quien luego se traslad? a la regi?n de Andaluc?a, en la Espa?a ?rabe. El autor de Introducci?n a la Historia entre los diversos temas que trat? en su obra se encuentra el de las generaciones, sosteniendo que ?El mundo natural y los diversos elementos que lo forman, como los minerales, vegetales y animales, est?n sujetos a la degradaci?n. A las personas les sucede igual y lo mismo ocurre con los fen?menos que forman parte de la vida humana: las ciencias, los modos de producci?n, aparecen y desaparecen. Con la nobleza y las grandes familias viene a pasa algo parecido. Nadie de entre ellos podr? seguir su ?rbol geneal?gico hasta Ad?n. Un estado noble o de un dirigente en el momento actual procede de un tiempo anterior antes del cual no exist?a, es decir, en el que no se ostentaba el mando o el prestigio social. De este modo se insertara en un proceso, com?n a todos los fen?menos humanos, de nacimiento y desaparici?n?Este proceso suele desarrollarse en cuatro generaciones?El planteamiento de las cuatro generaciones se ve normalmente comprobado en la realidad aunque algunas casas desaparecen antes de alcanzar esa cifra mientras otras llegan a quedarse en el poder hasta la quinta o sexta generaci?n. Se ha tenido en cuenta el n?mero de cuatro porque incluye al fundador, el continuador y el destructor, que es el m?nimo que puede considerarse? (Jald?n 1985: 67-69). Para nuestro autor, todo en la naturaleza, incluyendo la propia naturaleza humana, se encuentra marcado por un devenir de degradaci?n, de mayor a menor, y este proceso se lleva a cabo a trav?s del tiempo, siendo las generaciones las que marcan el camino y los tiempos de permanencia aunque, al final se llegar? a la generaci?n del destructor. Una suerte de visi?n tr?gica del mundo y de la sociedad.

En 1923 el fil?sofo espa?ol Jos? Ortega y Gasset public? su obra El Tema de Nuestro Tiempo en la cual tambi?n reflexion? sobre la importancia de las generaciones. Sostiene que ?Las variaciones de la sensibilidad vital que son decisivas en historia se presentan bajo la forma de generaci?n. Una generaci?n no es un pu?ado de hombres egregios, ni simplemente una masa: es como un nuevo cuerpo social ?ntegro, con su minor?a selecta y su muchedumbre, que ha sido lanzado sobre el ?mbito de la existencia de una trayectoria vital determinada. La generaci?n, compromiso vital entre masa e individuo, es el concepto m?s importante de la historia, y, por decirlo as?, el gozne sobre que ?sta ejecuta sus movimientos? (Ortega y Gasset 1958Secreto. Desde esta perspectiva, la idea de generaci?n engloba a todos los hombres de una determinada manera de enfocar el mundo y la sociedad, existiendo siempre la contradicci?n al interior de la misma, pero, esta generaci?n no es un homog?neo social sino, existe una minor?a y una mayor?a, lo que determina otra de las din?micas de la historia y de la misma generaci?n. Ortega y Gasset completa su idea de generaci?n cuando escribe que ?Para cada generaci?n, vivir es, pues, una faena de dos dimensiones, una de las cuales consiste en recibir lo vivido .ideas, valoraciones, instituciones, etc?tera- por la antecedente; la otra, dejar fluir su propia espontaneidad. Su actitud no puede ser la misma ante lo propio que ante lo recibido? (Ortega y Gasset 1958Beso. De esta manera, una generaci?n se forma sobre lo dejado por la generaci?n anterior, recibe de ella muchas influencias pero, tambi?n tiene la obligaci?n de crear lo propio, aquello que marcar? su destino hist?rico.

En el Per?, Pablo Macera Dallorso public? en 1977 sus cuatro vol?menes de Trabajos de Historia. En las Explicaciones del Tomo I anot? que ??la Generaci?n es la clase social ?o fracci?n de clase- en un momento de su desarrollo y tal como act?a al nivel ideol?gico. No est? constituida en este contexto por la totalidad de los miembros de una clase sino ?nicamente por aquellos que dentro de ella desempe?an el papel de intelectuales org?nicos o funcionarios ideol?gicos suyos o que al menos se preparan para serlo. Por esta raz?n cuando hablamos de generaciones diferentes y sucesivas no estamos hablando necesariamente de clases diferentes. Puede ocurrir al contrario que varias generaciones (sucesivas o no) expresen o representen a una misma clase social. Lo cual no significa que entre dos generaciones pertenecientes a una misma clase no pueda haber oposiciones. Las hay con frecuencia pero se trata, en tal caso, de contradicciones secundarias. S?lo expresan variantes ocasionadas o bien por la respectiva fracci?n de clase o bien por competencias internas para asumir el liderazgo ideol?gico dentro de la propia clase en com?n? (Macera 1988:XVI-XVII). Para Macera, las generaciones est?n formadas s?lo por intelectuales org?nicos o funcionarios ideol?gicos, aquellos que se dedican a pensar, siendo su din?mica interna producto de la b?squeda de liderazgo. De esta manera, una generaci?n estar? marcada por el liderazgo que logr? ejercer sobre la clase a la que pertenece y sobre la sociedad donde se encuentra. Las generaciones son minor?as de intelectuales que detentan o buscan el liderazgo social. Ese ser?a el caso del propio Macera y su accionar pol?tico parlamentario frustrado y frustrante.

Seg?n C?sar Pacheco V?lez, ?La historia del pensamiento, la historia de las ideas, no pueden entenderse sin el concepto y la funci?n de las generaciones. Para comprender una cosa tan humana como es la evoluci?n del pensamiento hace falta lo que Ortega y Gasset llama la raz?n hist?rica: y es la raz?n hist?rica la que en este siglo, sobre las intuiciones y barruntes del s. XIX, ha descubierto la realidad, el destino, la funci?n inevitable de las generaciones en la vida hist?rica, en la vida social? (Pacheco V?lez 1993:13). Entonces, las generaciones son importantes ?seg?n Pacheco V?lez- para conocer el devenir de las ideas y las formas del pensamiento existentes en la sociedad, son las creadoras y las depositarias de lo ideol?gico que luego se expandir? por toda la sociedad. Estas formas del pensamiento permitir?n comprender e interpretar de forma objetiva o subjetiva la realidad social que rodea al individuo, por ello cada generaci?n estar? marcada por una forma de esta raz?n hist?rica.

Para Alberto Flores Galindo ?Las generaciones aparecen cuando se produce el peculiar encuentro entre determinados acontecimientos y vivencias, por un lado, y proyectos y actitudes que cohesionan a un grupo de coet?neos. No a cualquier grupo: el uso de esta palabra se limita, por lo com?n, a los profesionales de la ideolog?a, es decir, a los intelectuales?Las generaciones, para conseguir la cohesi?n que reclaman casi como acta de nacimiento, propenden a inventar revistas? (Flores Galindo 1987:103-107). Es decir, las generaciones no son producto de una acci?n espont?nea o por un acto de casualidad hist?rica, se forman luego de un complejo encuentro entre la realidad y las ideas; entre lo material y lo no material, por ello las generaciones son grupos de coet?neos intelectuales. Y, para marcar su inicio, se encuentran las revistas, donde podremos rastreas sus ideas y formas de pensamiento, su an?lisis e interpretaci?n de la realidad.

PRIMERA GENERACION DE HISTORIADORES VILLARREALINOS: LA GENERACI?N DEL 92

?Lo que diferencia a los hombres de esta ?poca no es

?tan s?lo la doctrina, sino sobre todo, el sentimiento?.

Jos? Carlos Mari?tegui. (El Alma Matinal.p.17).

Entre 1984 y 1988-II ingres? a la Escuela Profesional de Historia de la Facultad de Ciencias Sociales en la Universidad Nacional Federico Villarreal, un conjunto de j?venes con la intenci?n de ser historiadores, titularse en historia y trabajar en las labores propias de un historiador. Esta idea marc? su compromiso con la profesi?n y la instituci?n, por ello en primer lugar formaron c?rculos de estudio para elevar sus conocimientos y, en segundo lugar,? publicaron revistas donde dieron a conocer sus ideas, investigaciones y opiniones. Es una ventana para conocer la vida intelectual, acad?mica y cient?fica de los j?venes de aquellos a?os.

Pero, por qu? llamarla generaci?n del 92. Porque es un a?o en el cual se definen acontecimientos mundiales y nacionales, hist?ricos y contempor?neos, que marcaron el destino de esos j?venes. A nivel internacional, la crisis que vivi? el socialismo real con la desintegraci?n de la Uni?n Sovi?tica, la ca?da del muro de Berl?n, la imposici?n de la democracia burguesa en los pa?ses de Europa del este, el resurgimiento de los conflictos inter?tnicos, la imposici?n del modelo neoliberal a nivel mundial, la imposici?n de la corriente posmoderna en las ciencias sociales mundiales, los conflictos entre el capitalismo norteamericano y las burgues?as ?rabes del medio oriente por el control de la extracci?n, comercializaci?n y consumo del petr?leo y la permanente resistencia de Cuba Socialista a la invasi?n norteamericana. A nivel nacional, la hiperinflaci?n econ?mica, la corrupci?n de los partidos de gobierno, la creciente violencia pol?tica producto de la guerra interna, la presencia de los grupos alzados en armas y los grupos paramilitares en las universidades, el golpe de estado del 5 de abril de 1992, la captura de Abimael Guzm?n Reynoso y el desplome de Sendero Luminoso, la captura de los l?deres del MRTA, los asesinatos del Comando Rodrigo Franco, la matanza de campesinos, estudiantes universitarios y pobladores, la imposici?n del modelo econ?mico neoliberal en el Per?, la ocupaci?n de las universidades nacionales, la imposici?n del posmodernismo en las Facultades de Ciencias Sociales a trav?s de la dictadura fujimontesinista y las celebraciones del llamado V Centenario. En medio de estos acontecimientos se encontraban estos j?venes que decidieron fundar revistas y expresar sus opiniones, consolidando la llamada Generaci?n del 92 ? Primera Generaci?n de Historiadores Villarrealinos.

LAS REVISTAS, LOS GRUPOS, LAS IDEAS.

En el presente art?culo, consideramos historiadores villarrealinos a todos aquellos estudiantes que cursaron cursos (culminando o no) en la Escuela Profesional de Historia de la UNFV. Mientras que son revistas villarrealinas, aquellas que fueron publicadas por estos alumnos indicando su escuela y universidad de origen, porque existen quienes buscan ocultar su origen villarrealino consignando siempre sus estudios de postgrado en otras universidades.

Solamente por una cuesti?n de aparici?n cronol?gica ordenamos de la siguiente forma a los grupos de la Generaci?n del 92 que publicaron las revistas: Ensayo, Tinkuy, Yawar Llaqta y Problemas de Historia. La primera revista en publicarse fue Ensayo, Revista de Historia y Actualidad, editada por el Grupo Editorial Ensayo. Entre julio de 1990 y julio de 1992 realizaron seis entregas de n?meros. Los integrantes de Ensayo fueron: Dante Salazar Castillo, Augusto Lostaunau Moscol, Percy Ochoa Casas, Abel Sotelo Calder?n, Jhenny Fern?ndez Huamantumba, Jessica Ru?z Quispe, Frida Mallma Aquino, Tatiana Valenzuela Casilla, Edith Quichua Ponce, Rita Paredes P?rez, Ernesto Mart?nez Cabrera y Mijail Leiva Pedraza. La revista Tinkuy Revista para una Historia Reivindicativa, ?fue publicada por el C?rculo de Estudios Emilio Choy, entre diciembre de 1990 y diciembre de 1991 publicaron dos n?meros. El grupo estaba integrado por: Juvenal Jaimes Rodr?guez, Norberto Roque Cruz, Julio Ortiz Mart?nez, Luis Balde?n Vega, Sonia Herrera Mor?n, Luis Villavicencio Castillo, Marco Salinas Barrios, Mart?n Cabana Zamatelo y Ciro Villarroel Espinoza. Yawar Llaqta, Alcances para una Nueva Historia, fue publicada por el C?rculo de Estudios Yawar Llaqta. Entre julio de 1991 y julio de 1991 publicaron cuatro entregas. El grupo fue integrado por: ?ngela La Rosa Rodr?guez, Patricia Gonzales Torres, Nicol?s D?az S?nchez, Max Alva Escalante, Luis Valdivia Calder?n, Mario Chira Alvarado, David Ramos Ccoyllo, Carlos Quispe Medina y Oscar Zavaleta Rime. Por ?ltimo, Problemas de Historia fue publicado por la Promoci?n 88-II S?crates Villar C?rdova. Entreg? dos n?meros entre octubre de 1992 y septiembre de 1993. Entre sus principales impulsores tenemos a H?ctor Sarmiento Maza, Luis Castillo Yong, Mart? S?nchez Villag?mez, Adriana Garc?a Sol?s, William Flores Contreras, Mait? Ibarra Castro, Jaime Rivera Olivera, Lorena Ventura Fern?ndez y C?sar Z?rate Sulca.

Una idea que todas las revistas expresaron fue su disconformidad con el nivel acad?mico de la Escuela de Historia y la UNFV en general. Ensayo 1 en su editorial indica que ??buscamos elevar la ense?anza, el nivel acad?mico, creemos que los ?profesores deben publicar, que nuestros profesores deben ser HISTORIADORES y no simples interlocutores entre los ?cl?sicos? y los alumnos? ?, Yawar Llaqta 1 sostiene que ??ante la evidente necesidad de elevar el nivel acad?mico de nuestra Escuela??. Tinkuy 1 se?ala que ?Concientes (sic) que el papel de toda Universidad, es analizar e interpretar los hechos a partir de la ciencia, y forjar profesionales que est?n al servicio de la sociedad en su conjunto?, mientras que Problemas de Historia 1 anota ?Problemas de Historia surge primero de la necesidad de elevar nuestro nivel acad?mico y segundo preocuparnos por la problem?tica del pa?s?. De esta manera podemos comprender que los alumnos de aquellos a?os no se encontraban satisfechos con el nivel acad?mico de los docentes de la Escuela Profesional de Historia de la UNFV y esto los impuls? a publicar sus revistas, por un lado queriendo aportar en el trabajo de mejorar las condiciones acad?micas y de otro lado, una forma de exigir a las autoridades cambios entre los docentes para mejorar el prestigio de la Escuela de Historia y de la UNFV. Eran alumnos comprometidos con su universidad.

Los problemas que sufre la Escuela de Historia tambi?n son otro punto de reflexi?n y pronunciamiento por parte de las revistas. En el editorial de Ensayo 5 se puede leer ??es saludable ver el trabajo que vienen realizando las diferentes promociones de nuestra Escuela, es importante que esta labor se realice en forma mucho m?s coordinada para ser as?, una clara respuesta a los reducidos grupos que buscan crear el caos y la represi?n en nuestra Escuela, de los sectores organizados?. Yawar Llaqta 2 se?ala que ??es preocupante las acciones divisionistas que se dan en el seno de algunas promociones; asimismo noticias sobre inmoralidades en la Escuela y toda una campa?a anticultural contra diferentes revistas que se publican en la Escuela, un conjunto de acciones que atentan contra la imagen de nuestra Escuela de Historia?.? Otro punto que marc? el inter?s de los grupos es la intervenci?n del gobierno sobre las universidades, en especial de la UNFV. Ensayo 6 se?al? que ?No cabe duda que en la poblaci?n universitaria existe un sentir y clamor colectivo, dirigido a anhelar una universidad mejor equipada y exenta de todo tipo de corrupci?n e intolerancia, pero pensamos que existen mecanismos adecuados; porque de hacerse siguiendo criterios pol?ticos lejos de constituir un beneficio, es un atropello, ya que pareciera que existiera un inter?s en desprestigiar la imagen de nuestra alma mater, identificando a los estudiantes como miembros de determinada organizaci?n pol?tica, cuestionando su modalidad de ingreso y hasta su titulaci?n, constituyendo esto, un grave perjuicio para todo profesional y futuro profesional villarrealino, lo cual se estar?a evidenciando en el bajo n?mero de postulantes?Lo de las planillas secretas, venta de ex?menes, venta de t?tulos, no es un descubrimiento de dicha comisi?n, es un mal end?mico, pero no debemos olvidar el bajo nivel acad?mico de muchos catedr?ticos lo cual constituye una forma de inmoralidad y no centrarse en cuestiones archiconocidas, dif?ciles (quiz?s) de probar y descuidar lo que objetivamente puede apreciarse?Creemos que una verdadera moralizaci?n debe partir de abajo hacia arriba y ser conducida por quienes son realmente afectados: los estudiantes??. Yawar Llaqta 4 se pronunci? de la siguiente forma ?En relaci?n a nuestra Universidad debemos decir que la llamada Comisi?n Interventora no es otra cosa que la penetraci?n en las universidades como una forma de desechar cualquier intento de reacci?n frente a la situaci?n reinante y con esto no defendemos a los malos elementos que se han enquistado en nuestra casa de estudios y que ahora, como forma de encubrir sus inmoralidades han formado una Comisi?n de Defensa (?de qu??) no ser? de la Universidad sino de sus turbios antecedentes; sin embargo creemos que esa Comisi?n Interventora no se debe quedar en el plano administrativo sino tambi?n llegar al acad?mico, si es que quiere realmente reordenar esta universidad evaluando a los profesores, para ver quienes est?n aptos para la ense?anza, aunque nos quedemos unos cuantos, y evaluar la forma en que se est?n nombrando Jefes de Pr?ctica a personas que realmente no tienen un ?pice de conocimientos?. Problemas de Historia 2 indic? que ??la tan llamada ?moralizaci?n, donaciones recibidas y solo por mencionar de forma especial los microbuses que ?sirven? para el transporte de las ?autoridades? que rigen nuestra casa de estudios??La Comisi?n Interventora y la corrupci?n, inmoralidad y sectarismo pol?tico fue rechazado abiertamente por los grupos de estudiantes villarrealinos.

APORTE HISTORIOGR?FICO

Los estudiantes villarrealinos publicaron una gran cantidad de art?culos en sus revistas, producto de investigaciones para los cursos como tambi?n un adelanto de los trabajos que buscaron ser tesis de graduaci?n. La divisi?n siguiente no necesariamente debe ser compartida por quienes se interesen por el tema, es solamente una aproximaci?n personal. Siempre seguiremos el principio cronol?gico para presentar los trabajos.

HISTORIA SOCIAL. Los integrantes de la Generaci?n del 92 publicaron sus trabajos de investigaci?n. En este rubro debemos se?alar los aportes de: Augusto Lostaunau Moscol (1991a) sobre los or?genes del movimiento obrero en Lima y el Callao a inicios del siglo XX; Dante Salazar Castillo (1991) sobre la religi?n y el fanatismo dentro de la sociedad actual; Nicol?s D?az S?nchez (1991) y sus aportes a las interpretaciones sobre la Revoluci?n de Tupac Amaru II; Carlos Quispe Medina (1992) donde analiza los movimientos campesinos en Huancan? de 1929; Dante Salazar Castillo (1992a) y las relaciones entre ind?genas y negros esclavos en los inicios de la colonia.

HISTORIA POLITICA. Un acontecimiento que marc? mucho a estos j?venes fue la guerra interna que sufr?a el Per?. Percy Ochoa Casas (1991a) trat? sobre la forma de entender a Sendero Luminoso, como una guerrilla, insurgencia o un grupo que aplicaba el terrorismo; Max Alva Escalante (1991) investig? sobre las llamadas guerras injustas; Newton Mori Julca (1991) trat? sobre el papel desempe?ado por el Tribunal del Santo Oficio en Lima colonial; Percy Ochoa Casas (1991b) nuevamente se centr? en una aproximaci?n a Sendero Luminoso; Julio Ortiz Mart?nez (1992) desarroll? un art?culo la insurgencia en el Per?.

HISTORIA ECONOMICA. En este aspecto s?lo tenemos el trabajo de Nicol?s D?az S?nchez (1992) donde analiza el llamado milagro econ?mico brasile?o.

HISTORIA DE LAS INSTITUCIONES. Walter Huaman? Tito (1991) reflexion? sobre la importancia de los archivos para preservar la llamada historia oral; Jeenny Fern?ndez H. (1991) se refiri? en su art?culo a los aportes de la revista Ensayo en su primer a?o de circulaci?n; ?Mijail Leiva Pedraza (1991) se interes? en la universidad como una instituci?n donde conviven los acad?mico y lo pol?tico; Augusto Lostaunau Moscol (1992) estudi? el caso de la Cofrad?a de Santa Ana en Lima como forma de dominaci?n ideol?gica.

HISTORIA DE LAS IDEAS. La religi?n llam? mucho la atenci?n. Rodolfo Espinoza Ru?z (1991) trat? sobre religi?n peruana y una forma de tradici?n a lo largo de nuestra historia; Freddy Roque Cruz (1991b) se refiri? al uso y el abuso que se realiza en el Per? sobre la religi?n; Juvenal Jaimes Rodr?guez (1991) destac? el arte popular y sus ideas; Mijail Leiva Pedraza (1992) realiz? una aproximaci?n al Derecho Natural partiendo desde la filosof?a; Dante Salazar Castillo (1992b) se refiri? al movimiento po?tico Horazero y la poes?a en el Per?.

HOMENAJES. Fueron muchos. Abel Sotelo Calder?n (1990) es autor de un homenaje a Alberto Flores Galindo consider?ndolo un intelectual org?nico; Tatiana Valenzuela Casilla (1991) resalt? la figura de Luis E. Valc?rcel; Augusto Lostaunau Moscol (1991b) destac? la figura de V?ctor Mazzi, obrero y poeta; Freddy Roque Cruz (1991a) plasm? su inter?s por los aportes de Emilio Choy; Juan Zamora vallejos (1992) realiz? un aporte sobre la obra del maestro S?crates Villar C?rdova.

MISCELANEA. Encontramos algunos aportes que agruparemos bajo este rubro sin af?n de menoscabar los aportes de los mismos. Dante Salazar Castillo (1991c) es autor de escrito sobre el poeta y su compromiso social; ?ngela La Rosa Rodr?guez (1991a) escribe sobre la importancia de la ciudadela de Fr?as para nuestra arqueolog?a; ?ngela La Rosa (1991b) tambi?n trat? sobre las ruinas de Choquequirao; Mario Chira Alvarado (1992) aport? a la comprensi?n de la relaci?n entre potencias extranjeras y pol?tica econ?mica para el caso de Etiop?a.

(CONTINUA...)


Publicado por roddyedison @ 16:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios